Contacto  
 
  Ministerio Hispano  
 
  Iglesia Episcopal  
 
  AnglicanCommunion.org  
Anglicanismo
La Biblia
Hispanismo
Historia
Liturgia
Miscelánea / Curiosidades
Noticias
Nuestra Gente
Santoral
Pastoral
Recursos
Espiritualidad
 
Origen del cuello clerical
VERSIÓN PARA IMPRIMIR ARTICULO

Se podría decir que el origen lejano de esa prenda radica en la antigüedad cuando el estilo y forma de vestir indicaba el rango y posición social de una persona.

Hacia el siglo VI los clérigos empiezan a vestirse de una manera especial fuera del recinto eclesial. Desde el siglo XVI el color negro ha sido el preferido por los eclesiásticos.

En l884 un concilio celebrado en Baltimore exigió a los sacerdotes usar el cuello romano fuera de sus casas. Hoy los visten con regularidad católicos, anglicanos y luteranos, y son una versión estilizada de un cuello de tela usado por los hombres hasta el siglo XIX.

Se cree que nació como una reacción a la moda vistosa de vestir hacia finales del siglo XVI. Los hombres usaban mucha seda y los líderes eclesiásticos pensaron que eso no les era apropiado. El traje era negro con un cuello con lengüetas colgando. Al desaparecer las lengüetas nació el cuello.

Según el Rvdo. Henry McCloud en su libro Vestido clerical e insignia de la Iglesia católica romana, el cuello romano, "no fue otra cosa que el cuello de la camisa doblado hacia abajo sobre el vestido normal clerical de acuerdo a una moda que se inició hacia el final del siglo XVI. Cuando los seglares empezaron a doblar sus cuellos, los clérigos hicieron lo mismo". Pero los clérigos también adoptaron la moda de adornar los cuellos con lujosos encajes y bordados que embellecían el cuello pero que hacían más difícil la limpieza de los mismos. De aquí que surgiera la costumbre de cubrirlos con una manga blanca cambiable para protegerlos de la suciedad. El papa Urbano VIII en 1624, movido por un espíritu de sencillez y humildad, prohibió los encajes y bordados, pero no prohibió la manga protectora. Así surgió, lo que algunos llaman "collarino". McCloud concluye, "la estrecha tira de tela blanca usada para proteger el cuello en el curso de los siglos se convirtió en lo que hoy es el cuello romano". Según esto, algunos creen que el cuello clerical es una invención romana, pero no hay prueba contundente de ello.

Otros creen que el cuello, como parte separable, es una invención relativamente moderna y según el Glasgow Herald del 6 de diciembre de l894, la originó el Rvdo. Dr. Donald McLeod en 1827 para los clérigos anglicanos, luego fue usado por los eclesiásticos del Movimiento de Oxford (1833-45). Según otros, se cree que Juan Wesley (1703-91) ya usó el cuello clerical.

Esta información nos lleva a concluir que lo más prudente es afirmar que a partir del siglo XVII fue evolucionando una forma de vestir que en los clérigos dio lugar a los diferentes "cuellos clericales" que hoy conocemos.

Volver